¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO?

Los Rostros del Perdón – Exposición

Los Rostros del Perdón es una exposición fotográfica que genera reflexiones personales y colectivas sobre el perdón. La exposición consta de 8 fotografías en las que se presentan personas con diferentes historias de perdón y está disponible para ser presentada en empresas, colegios, museos y sitios públicos dentro y fuera del país.

Barbara, que vio la exposición en el Consulado de Colombia en Londres dijo: “Excelente exposición, no sólo por la calidad fotográfica sino por el tema que toca. El perdón es la base de la convivencia y de la paz. Felicitaciones, hay que difundirla.”

Toma la iniciativa, sé un embajador de la exposición y lleva esta reflexión a tu gente.

Talleres y Procesos de Perdón

Plan Perdón ha diseñado el taller CRUZANDO PUENTES destinado a personas o comunidades que han tomado la decisión de desprenderse del pasado para sanar el presente y proyectar el futuro de manera distinta a la que han estado viviendo.

Desprenderse de ese pasado no implica justificar, excusar u olvidar el comportamiento del ofensor, ni es un llamado a la impunidad. Más bien es similar a la resiliencia, entendida como esa capacidad de recuperarse de la ofensa sufrida y volver, en lo posible, a ser la persona que era antes de ésta.

En este sentido, el taller proporciona técnicas y herramientas que ayudan a eliminar la carga tóxica que produce el dolor, la rabia, la tristeza, el rencor y el resentimiento, proporcionando un efecto positivo en la salud y en la calidad de vida.

Adicionalmente, se adquiere un alto instinto de conservación individual y colectiva, ya que al perdonar se rompe la cadena de dolor y se elimina la necesidad consciente o inconsciente de herir a otros por haber sido herido.

One Comment

  1. Que preciosa iniciativa, que ganas de que pudieran venir a Chile. Espacios como estos son los que se necesitan para poder sanar realmente.
    Sería un privilegio poder representarlos en mi país he vivido un largo camino para poder llegar al perdón y me queda mucho por perdonar aún.
    Felicidad inmensa sentí cuando leí de ustedes

Déjanos tus comentarios